Romo. Frases de [cap 20]

“La verdad es que a las cenas me gusta ir cenado y a las comidas comido. No me gusta descuidar la charla entreteniéndome en rastrear los platos apetecibles o en la necesidad de saciar mi apetito. Cuando tengo una cena, ceno antes en casa”.

capítulo 20

“En realidad, si lo piensas bien, comer es un acto cercano a la escatología. Están esos horribles ruidos que se hacen al masticar, los restos que caen de la boca, las manchas en las comisuras, los carrillos en ajetreo, la deglutición al engullir y el repugnante aroma del aliento, que no es otra cosa que exhalar vapores de alimento digerido… Sin duda prefiero no ver cagar, mear ni comer a nadie”.

 capítulo 20

“¿Dar una vuelta en un Ferrari o contemplar una puesta de sol? Uno puede creer que prefiere lo primero aunque lo que disfruta es lo segundo. Si somos capaces de darnos cuenta, estaremos educando nuestro gusto…”

texto eliminado del capítulo 20

[la plazoleta]

amaneciendo de domingo los bancos de la plazoleta humean aún restos de colillas y de culos, de risas, flyers, vasos de plástico… Los últimos pasos arrastrados abandonan las calles hacia sus camas. Con la plazoleta aún en sombra, Winnie the Pooh, resiste el avance del sol sujeto a un vaso de litro sin hielo. Se apoya contra el cristal de un escaparate. Se está quedando traspuesto; tiene los ojos cerrados. El abrazo del skay amarillo adormila, indicando ineluctablemente que la borrachera se encuentra ya en el valle de la curva, cuando todo se vuelve acrisolado y la euforia ha dejado paso al sopor.

tras toda una noche de películas Screwball, he bajado a despejarme y a acompañar a Romo a buscar taxi. Paseamos por esa plazoleta, tan cansados, que Winnie no me llama la atención. A Romo si: «epítome», me dice mirándole. Miro, pero un Winnie the Pooh borracho no me ayuda a descifrar qué significa epítome.

él pillará un taxi y yo subiré a casa, apagaré el proyector y me iré a dormir… Nos conocimos lejos de Madrid, después de un bosque que llega al mar.