Moral en el arte

… y moral en el gusto

Cuando uno contempla una obra artística, suele poner en marcha su sensibilidad, sus recuerdos, su imaginación, su capacidad de empatía, incluso los jugos gástricos… Pero ¿qué hacer con la moral? ¿debemos mantenerla activada o ponerla en stand by?

¿Debe mirarse una obra bajo un prisma moral? ¿Qué opinas? Cuestionario, más abajo.

Yo me inclino a pensar que en el arte no hay (que buscar) moral. Demencias y barbarismos aparte, una obra puede conmover y trascender aunque moralmente no se coincida con ella. Debe sacarse la moral de los ingredientes con los que se disfruta el arte.

Oscar Wilde sufrió duras interpretaciones de su obra por la mirada moral. Wilde defiende la obra de esa mirada moral en su carta a The Scots Observer. La fotografía de los desfiles nazi de Leni Riefenstahl sufrió ostracismo por la misma causa.

Esta pregunta viene a colación de el capítulo 48, en el que charlan Eu, Romo y Ernesto:

(fragmento: )

(Romo: ) ¿Recordáis Kortatu? Aquí hay otra interesante: Hernani 15-6-84.
(Ernesto: )La he puesto… Pero esto es apología de ETA.
(Romo: ) Ernest, la moral no pinta nada en el arte y es un temazo.
(Ernesto: ) ¿Cómo que la moral no pinta nada en arte?
(Eu: ) En arte lo único que no vale es que no valga todo.
(Romo: ) A sus pies.
(Ernesto: ) Eufemismos de mier aparte, la moral siempre pinta.
(Eu y Romo a la vez: ) Que no.


La canción:

Un par de reseñas de los hechos:

http://elpais.com/diario/1984/06/16/espana/456184805_850215.html

http://gogoanhartzekoizenak.blogspot.com.es/2014/06/jose-luis-lekuona-elorriaga-y-agustin.html


Cuestionario:

benjamin escalonilla

Nos cuestionamos si la moral es un parámetro a evaluar en el arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *